DIY, Hogar, Oficina

Organizá tu escritorio

ER Organización de espacios organización de escritorio

Un escritorio organizado te ayuda concentrarte y ser más eficiente. Eliminá el caos que te rodea y lográ que tu lugar de trabajo sea realmente funcional.

Primero: clasificar.
Puede resultar la parte más tediosa pero antes de organizar hay que hacer una revisión de todos los ítems que tengas. En este caso: 

  • Dale una mirada a los papeles, mientras lo hacés ya podés ir separándolos para archivarlos mejor.
  • Probá las lapiceras y marcadores para asegurarte de que todos estén funcionando.
  • Revisá cuadernos y libretas a ver si hay algo que puedas descartar. Si encontrás datos importantes, dales un lugar para que no queden perdidos otra vez.

Lo importante es asignar un lugar para cada cosa, incluyendo el chiquitaje que siempre va a parar a algún cajón. 
Cuantas menos cosas innecesarias guardes, más rápido vas a terminar de organizar y va a ser más sencillo de mantener.

El espacio.
La idea es aprovechar al máximo el lugar que tengas pero de una manera ordenada y lo más despejada posible. La acumulación y el caos visual también llevan a la desconcentración.
 
Si no tenés mucho espacio para guardar o el escritorio es chico, podés agregar algún elemento auxiliar que te permita mantener las cosas en orden. Recordá que almacenar verticalmente también ayuda.

Los cajones.
Dales una utilidad real para que no se transformen en ese lugar al que va a parar todo eso que no sabés dónde poner.
Una manera sencilla de mantenerlos organizados es utilizando separadores de distintos tamaños, así se adaptan a lo que quieras guardar. Es casi como jugar al Tetris.
Los separadores se pueden comprar hechos o se pueden hacer con cosas que ya tengas: cajas de cartón (que podés forrar con papel o washi tape), recipientes de plástico tipo tuppers, etc. Dependerá de lo que quieras invertir en esto o de lo que tengas más a mano.

Foto: Modish & Main.

Lápices & company.
Cualquier cosa puede funcionar como portalápices, desde una taza linda hasta un frasco, lata o packaging de algo. No dejes nada desparramado y ni los cargues demasiado. Si precisás más de uno, agregalo.

Foto: Modish & Main.

Papeles: el gran problema.
Lo principal es tenerlos clasificados, así que si te salteaste el primer paso te recomiendo que vuelvas :) 

Hay varios métodos de organización de papeles, pero para almacenarlos sin que sea un caos podés usar alguno de los siguientes elementos:

1) Bandejas: ideales para tener a mano los papeles en los que estás trabajando y evitar ponerlos y sacarlos de carpetas todo el tiempo. Si además las etiquetás con el contenido es un plus y te va a ayudar a dejar cada papel en su lugar. Por ejemplo: bandeja de pendientes, otra con documentación para enviar, etc. Adaptalo a tus necesidades.

2) Archivadores: son ideales porque te permiten separar los papeles con carpetas finitas (que generalmente "cuelgan" de los bordes) y a las que podés etiquetar con el contenido, para mantener más fácilmente. Lo mejor es utilizarlos si trabajás con mucha documentación y si tenés espacio porque son muebles que ocupan lugar. Si realmente pensás que te pueden ser útiles, pedile a tu jefe que se la juegue.

3) Revisteros: son muy muy muy útiles. Se mantienen parados solitos (no como los biblioratos, que si los cargás mucho se caen) y quedan lindos. No vale tirar papeles no organizados, así que aprovechá y también etiquetalos para identificar rápidamente qué es lo que hay ahí.

Foto: 204 Park.

Foto: 204 Park.

4) Porta cartas: se puede usar para sustituir la opción de las bandejas porque te deja al alcance esos documentos que necesitás revisar más seguido.

Foto: B.A.S.

Foto: B.A.S.

Foto: Modish & Main.

Cables: sacalos del medio. 
Acá podés encontrar algunas ideas para mantener el área despejada.

Foto: Superbalist.

Infaltables.
Hay algunos objetos que sí o sí tienen que formar parte de tu escritorio para ayudar a organizarte mejor en general :) 
Estas cosas dejalas bien a la vista, no las archives en un cajón porque dejarán de cumplir su función principal de salvavidas.

  • Calendario + planner: mantenelos actualizados aunque uses alguno online como el de Google.
  • Pendientes a la vista: en una cartelera, un pizarrón o post-it. Si podés ponerles plazos para cumplirlos, mejor, así te ayuda a recordar.
  • Libreta para anotaciones cortas y rápidas. Tenela a mano para no dar vuelta todo el escritorio buscando un papelito libre.
Foto: Punched clock.

Si todavía te quedaste con ganas de dejar más lindo tu espacio de trabajo, mirá estas ideas para organizar tus archivos digitales.


¿Querés conocer más soluciones para organizarte?