Bebés, Niños, Hogar, Placard, Maternidad

Organizá la ropa para las distintas etapas del bebé

Mientras papás y mamás esperan la llegada de un bebé empiezan a juntar ropa de todos los tamaños para cubrir cada etapa. Los regalos que reciben y hasta prendas que reciben de otros niños de la familia, se suman a la cantidad que ya tienen y es por eso que debemos encontrarles un buen lugar para que no compliquen el día a día.

El almacenamiento de la ropa dependerá del espacio que tengas destinado para esto, así que aquí van algunas ideas que contemplan las formas de guardado más comunes.

Cajoneras
Si utilizás cajones lo mejor es incluir separadores en el interior, porque mantienen la ropa organizada sin que se mezcle entre sí. Esto te hace ganar tiempo a la hora de cambiar al bebé porque te ayuda a identificar rápidamente dónde está cada cosa en vez de revisar entre una pila de muchas prendas.
Dependiendo del tamaño de los separadores, podés inclusive almacenar por conjunto, por ejemplo body + pantalón + medias y así tener una muda al alcance de la mano.

Los separadores pueden ser comprados o hechos por vos, es muy sencillo. ¿Qué puede transformarse en un separador?  Cajas de cartón forradas, trozos de cartón y hasta tuppers y otro tipo de cajas plásticas. Todo dependerá del tamaño de los cajones.

Estantes
En este caso lo mejor es separar por categorías u ocasión de uso (para dormir, para jugar, para salir, etc.) como haríamos en los placares de los adultos. 
Incluí etiquetas que identifiquen lo que hay en cada estante, para que todos los integrantes del hogar o aquellas personas que los ayudan con los más chiquitos también puedan colaborar con el orden y esta tarea no recaiga sobre una sola persona.

Cosas chiquitas
Para los escarpines, gorritos, medias y baberos la idea salvadora es colocar todo en cajas contenedoras, ¡que nada se mezcle ni se pierda! Mejor si tienen tapa para evitar que se acumule polvo o cualquier cosa que pueda dañar la piel del bebé y por supuesto, etiquetá todo. 

Si tenés más cajones, aplicá las instrucciones que están más arriba: separadores.

No te olvides de aprovechar el interior de las puertas de los placares. Podés colgar un organizador de zapatos y colocar todas estas cosas además de zapatitos. 

Ropa para etapas posteriores
Es muy común que vayan juntando cosas para más adelante, hay que cubrirse porque crecen rapidísimo, ¿no? Lo ideal es sacarlas de circulación hasta el momento que realmente vayan a necesitarla, así evitan la acumulación de prendas, sobre todo si el espacio es reducido.

¿Cómo lo hacemos? Lo ideal es lavar la ropa apenas la recibís para evitar hacer esto a las corridas cuando todo les vaya quedando chico y tengan que pasar al siguiente talle. Una vez que está lavada, hay que separarla por talle y colocarla en bolsas plásticas que cierren herméticamente, pueden ser las que tienen cierre o bolsas comunes selladas con cinta adhesiva, pero lo importante es que no les entre aire ni polvo. 

>>> Tip: si tienés muy poco lugar para almacenar, lo mejor es conseguir bolsas plásticas que se compactan con la aspiradora (como estas), porque reducen muchísimo el espacio. Se compran en los supermercados y hay de distintos tamaños.

Luego que están las bolsas listas, recordá etiquetarlas para facilitar la identificación. Incluí el talle y si separaste todo muy detalladamente, no te olvides de poner qué hay adentro (bodies, pantalones, remeras, etc.) así evitás abrir cada una al momento de necesitar algo.

¡Más ayuda! En estos dos links pueden descargar etiquetas listas con los talles. Luego solo recortan y pegan en cada bolsa.
Recién nacidos hasta 7 años.
7 años hasta el talle 16.

Ropa que ya no les queda
También es importante tenerla organizada, separada por edades y temporadas por si querés donarlas o pasarlas. Facilitale el trabajo a otros papás :)
Podés utilizar bolsas o cajas, según el espacio que tengas en casa. 


Post publicado en Todopapis.


¿Querés conocer más soluciones para organizarte?