Bebés, Maternidad

Bolso maternal: qué llevar a la clínica

Bolso maternal clínica

El armado es recomendable hacerlo con tiempo, aproximadamente un mes antes de tu fecha prevista de parto. A mí me ayudó mucho a canalizar la ansiedad, sobre todo al final del embarazo.

Las cosas de la bebé las llevo directamente en la mochila maternal, separadas por categorías en bolsitas tipo Ziploc que etiqueté con washi tape y marcador negro. Mis cosas y las de mi esposo van todas en una valija carry on para no tener que cargar.

Los ítems y cantidades pueden variar según el sanatorio, en algunos hasta te dan muchas de las cosas que están en la lista, pero me parece importante tener un panorama general que luego puedas adaptar.

Documentos

  • Documento de identidad.
  • Carné de la obra social o pre paga.
  • Orden de internación.
  • Libreta de matrimonio.
  • Estudios médicos que te hayas hecho durante el embarazo. Llevalos ordenados por fecha.

Para la mamá

  • Dos o tres camisones maternales.
  • Bombachas de algodón o descartables.
  • Corpiños para amamantar.
  • Una bata, sobre todo si tenés pensado recibir visitas en la clínica.
  • Pantuflas u ojotas.
  • Necessaire con artículos de aseo personal. En la mayoría de los sanatorios te dan muchas de estas cosas, pero si preferís usar los tuyos, llevalos: shampoo, acondicionador, cepillo de dientes, pasta de dientes, peine, desodorante, etc.
  • Si usás lentes de contacto no te olvides del estuche y la solución limpiadora.
  • Gomitas de pelo.
  • Toallitas de limpieza facial. Son prácticas y te ayudan a mantener la piel en buen estado con poquito esfuerzo.
  • Lip balm: con el aire acondicionado es posible que los labios se sequen rápidamente.
  • Apósitos post parto.
  • Protectores mamarios.
  • Crema de caléndula.
  • Faja en caso que tengas una cesárea.
  • Muda de ropa para irte de la clínica. Prendas cómodas como calzas y remera holgada o un vestido.
  • Almohadón para amamantar. 

Para el bebé

  • Mudas de ropa para usar durante el paso por la clínica.
  • Muda de ropa para volver a casa.
  • Mantita para salir del sanatorio.
  • Sorbitos (las telas súper útiles para cuando hacen provechito).
  • Pañales.
  • Óleo calcáreo.
  • Cambiador.
  • Si vas en auto no te olvides de la sillita para volver.

Para el acompañante

  • Muda de ropa.
  • Ropa interior.
  • Pijama.
  • Ojotas o pantuflas.
  • Necessaire con sus cosas de aseo.
  • Juego de sábanas (en algunas clínicas no te dan o las cobran aparte).
  • Libro, iPad o lo que prefiera para entretenerse mientras la mamá y el bebé duermen (y tiene energía para seguir despierto).

Extras

  • Cargadores para los celulares de los dos.
  • Snacks: algo rico que te guste comer, sobre todo para las noches que se alargan.
  • Cosas que te ayuden a relajarte: música, algún aceite esencial.
  • Bolsa plástica para la ropa sucia.
  • Anotador y lapicera.